FAQ

Coaching es una disciplina que busca potenciar a las personas a través de conversaciones basadas en preguntas, entre un coach (experto: en observar, escuchar y preguntar) y un coachee (cliente: Persona que busca obtener mejores resultados). Este proceso respeta la autodeterminación y la libertad del coachee, ya que le permite tomar sus propias decisiones sin ser influenciado por el coach en ningún momento.

Para diferenciar fácilmente que No es coaching, simplemente debe prestarse atención al coach cuando se encuentra haciendo una conversación o taller de coaching. El Coach no puede transmitir ningún tipo de conocimiento, opinión, juicio, historia personal o cualquier información a sus clientes o coachees.

Solo guía las conversaciones o sus talleres a través de preguntas que generan reflexión y aprendizaje en sus clientes.

Si transfiere conocimientos o juicios, entonces lo que se encuentra realizando no es coaching.

Por esto, el coaching no es consultoría, no es mentoría, no es terapia, no es psicología, no es una técnica de confrontación, no es consejería; No es nada, que transfiera conocimientos entre quien orienta y el orientado.

Durante una sesión de coaching el cliente puede tomar como opción buscar un psicólogo, un consultor, o simplemente fortalecerse en un tema que no tiene mucho conocimiento y que requiere para lograr sus objetivos planteados dentro de la sesión de coaching. Estos temas los buscará aprender con un experto que en este caso no es el coach.

El coaching es una disciplina que se basa en realizar conversaciones a través de preguntas donde el coach (quien acompaña el proceso) no transmite en ningún momento del proceso juicios personales, consejos, historias de vida o cualquier tipo de información al cliente.

Cuando una persona que dice ser coach basa sus conversaciones de coaching en consejos, sugerencias, anécdotas o frases motivacionales que salen de él hacia el coachee (cliente), no está haciendo coaching sino consejería, consultoría o esta simplemente dando una charla motivacional.

El coaching se hace poderoso y diferente cuando se respeta la autonomía del cliente para tomar decisiones, dejándolo crear y encontrar sus propias respuestas a sus necesidades, empoderándolo a si mismo para tomar el control de su vida y sus decisiones.

Parte de lo que ha afectado al coaching es que no se ha sabido manejar su estrecho relacionamiento con el crecimiento personal.

Aunque el coaching busca potenciar a las personas a través de la consecución de objetivos, su metodología lo hace único y diferente a otras técnicas de liderazgo y motivación.

Lastimosamente el desconocimiento de muchos clientes o empresas contratantes sobre las diferencias del coaching con otras técnicas, lleva a que personas que tienen grandes capacidades de motivar o de orientar talleres de liderazgo, se vendan como coaches aprovechando que el coaching tiene una gran efectividad y se encuentra en boca de todos.

Aunque otras metodologías de liderazgo, facilitación, charlas de motivación o las técnicas de confrontación podrían ser efectivas, no son coaching y debe hacerse claridad sobre ello.

No, necesariamente.

El coaching busca a través de las conversaciones generar valor en las personas.

Por eso, cada vez más personas de diferentes sectores económicos, profesiones, creencias religiosas o grupos sociales quieren aprender coaching para aplicarlo con sus parejas, sus hijos, su familia, sus empleados o su grupo social.

Desarrollar las competencias del coaching fortalece a la persona en su autoestima, seguridad y liderazgo por lo cual esto puede ser transversal a todas las áreas de su vida o en todos los campos donde esta interactúe.

Aunque los conferencistas y talleristas ven en el coaching la posibilidad de mejorar sus habilidades profesionales, cada vez mas personas lo toman para aplicar a sus vidas y generar mayor valor a sus relaciones interpersonales en todos sus ámbitos.

Uno de los grandes problemas que esta atravesando el coaching es la gran informalidad del mismo, lo que conlleva a una falta de regulación sobre lo que se ofrece en los programas de formación.

Por eso, nuestra alianza permite al estudiante y egresado, saber que tiene un diploma que puede presentar en cualquier proceso público o privado y que será respaldado por la Universidad que lo emite, que goza de gran reconocimiento nacional e internacional.

Además, con esta gran alianza, aseguramos a nuestros estudiantes que el programa ha sido desarrollado por expertos, que además de ser coaches, son profesionales en

diferentes áreas, algunos con estudios de maestrías y doctorados, dando un gran valor al conocimiento recibido por los estudiantes, brindando altos estándares de calidad educativa a los mismos.

El seguimiento a los programas, la investigación y desarrollo, y el prestigio de alta calidad que la Universidad Nacional de Colombia le agrega a la alianza, nos permite ofrecer opciones de formación en coaching y liderazgo que cada vez son mas reconocidas a nivel nacional e internacional.

El coaching es transversal a cualquier profesión ya que agrega herramientas que pueden ser usadas en cualquier momento de nuestras vidas.

Por eso, psicólogos, ingenieros, profesionales de la salud, abogados, contadores, administradores, masters, doctores (PhD), estudiantes, técnicos, tecnólogos, bachilleres, amas de casa, comerciantes, emprendedores, etc, cualquier persona puede vivir un proceso de coaching y ninguna profesión es excluyente.

Cada uno pone a disposición estas herramientas y competencias adquiridas en una formación de coaching, según su quehacer diario en su profesión u ocupación.

En la escuela Living hemos velado por ofrecer a nuestros estudiantes y egresados, un titulo o diploma que tenga validez institucional que pueda ser presentado ante entidades públicas y/o privadas.

Ante el ministerio de Educación o las secretarias de educación los diplomas de programas llamados “Certificación internacional” no tienen ningún reconocimiento institucional, por lo cual preferimos adaptarnos a las normas que nos rigen. Por esto nuestros programas están alineados a las normas, con el nombre y tipo de diploma como lo exige y lo permite la ley y la normatividad educativa vigente.

No. Para ser coach profesional simplemente debes realizar y aprobar un programa que garantice que vas a lograr las competencias requeridas para realizar conversaciones efectivas y exitosas de coaching.

La institución debe ser reconocida, con validez institucional y que maneje altos estándares de calidad en coaching.

(Ver pregunta: ¿Cómo elegir una buena escuela de coaching?)

Agremiarte en una asociación o corporación te permite alinearte a un grupo de personas con fines e interés comunes. Ese es su gran valor.

Es importante mencionar que existen mas de 100 asociaciones, corporaciones o grupos de coaches de diversas características de los cuales existen algunas de alto renombre internacional debido su gestión, desempeño e investigación alrededor del coaching.

Las asociaciones, corporaciones o grupos de coaches ofrecen diferentes beneficios a sus miembros y de acuerdo a los mismos, los coaches profesionales deciden vincularse en uno u otro.

Si una vez terminas tu programa de coaching profesional en una institución reconocida   quieres pertenecer a alguno de estos grupos, puedes hacerlo según sus ofrecimientos o los valores agregados que encuentres en ellos.

Cada uno de estos grupos exige requisitos diferentes y valores de membresías diferentes. Lo que, si es común en ellos, es que el aspirante debe demostrar que tiene las competencias para realizar conversaciones de coaching efectivas, éticas y No directivas.

Algunas de las asociaciones mas reconocidas a nivel mundial de coaches profesionales son:

Organismo certificador de coaches internacional

http://occ-internacional.com/

Association for coaching (AC)

https://www.associationforcoaching.com/

IAC Masteries

https://certifiedcoach.org/es/

Internation coach federation (ICF)

https://coachfederation.org/

Según las teorías del aprendizaje, para que este sea significativo debe generar espacios de práctica y repetición para lograr que las habilidades puedan convertirse en competencias.

Los programas que se realizan durante un periodo adecuado y significativo de tiempo permiten que los estudiantes se enfrenten a diferentes espacios para poner en práctica los conocimientos que van adquiriendo, además de tener periodos de estudio y reflexión personal que fortalecen y da sentido al aprendizaje.

Los programas que ofrecen formaciones express, no permiten que el alumno pueda desarrollar competencias duraderas en el tiempo, ya que no es posible realizar prácticas durante el tiempo adecuado para adquirir las competencias que te pueden hacer un buen coach.

Cuando un alumno estudia todos los días durante un mes para un examen, seguramente lo aprueba y logra que el aprendizaje pase a la memoria a largo plazo.

Si un estudiante estudia la noche anterior para el examen, posiblemente lo apruebe, pero un mes después no recuerda nada de lo estudiado.

Obviamente podría suponerse que buscaremos persuadirte para que nosotros seamos la mejor elección, pero quiero simplemente compartirte algunos aspectos que puedes considerar que pueden agregar valor a tu decisión.

  1. Uno de los grandes problemas que tenemos hoy en día con nuestra disciplina es la informalidad y la falta de regulación de la misma, lo que conlleva a que muchas personas ofrezcan bajo el nombre de coaching, programas y formación que no tienen nada que ver el mismo. Por eso, recomendamos que la institución que elijas, tenga reconocimiento en el mercado y sobre todo, que te ofrezca un diploma o titulo que tenga algún registro que le de validez institucional al mismo. Muchas personas realizan programas y certificaciones que luego no son aceptadas en sus hojas de vida o procesos de selección porque no cuentan con avales o registros ante ningún ente que regule la educación en el país.
  2. Nada en la vida es express, y eso lo sabes tú. Es imposible que en un fin de semana logres aprender nuevas competencias y mas aún, cuando buscan cambiar hábitos que has repetido durante toda tu vida.

Por ejemplo: Si toda la vida has dado consejos a las personas, ¿crees que el habito de aconsejar podrías cambiarlo en solo un fin de semana de clases?  El coaching conlleva a grandes cambios,  que para que se realicen requieren de reflexión, introspección y sobre todo práctica.

  1. Aunque es comprensible que busquemos economía para nuestras inversiones, no puedes olvidar que lo barato, sale caro. Aunque en el mercado encontrarás muchas ofertas , incluso algunas descabelladas por sus bajos precios, eso es proporcional a la calidad de sus formaciones. Todas las escuelas o instituciones tenemos costos que cubrir, docentes que pagar, aulas y salones que contratar , por lo cual, si el precio es increíblemente bajo, no se puede esperar alta calidad. Analizar varias propuestas es importante, pero revisa que se encuentren en un rango de precios razonable.
  2. Pídele a las escuelas o instituciones que te permitan hablar con personas egresadas que den su testimonio sobre su experiencia y logros obtenidos. De ahí podrás sacar muchas conclusiones.

Flipped classroom es un término acuñado por Jonathan Bergmann y Aaron Sams, dos profesores de química en Woodland Park High School en Woodland Park Colorado que significa literalmente “Aula Invertida”.

Bergmann y Sams idearon una solución para evitar que los alumnos perdieran clases, por ejemplo por enfermedad, para ello grababan los contenidos a impartir y los distribuían entre sus alumnos para que los visualizaran en casa antes de la clase, el trabajo en el aula consistía en realizar proyectos para poner en práctica los conocimientos adquiridos y resolver dudas, invirtiendo de esta manera las actividades con respecto al modelo tradicional. Comprobaron que con este nuevo enfoque las calificaciones de los alumnos mejoraban.

El aula invertida no consiste únicamente en grabar una clase en vídeo, es más, el vídeo es uno de los múltiples medios que pueden utilizarse para transmitir información. También se puede hacer a través de un podcast o remitiendo al alumno a una web donde se desarrolle el contenido a impartir. En definitiva el vídeo no deja de ser más que una herramienta con la que el alumno adquiere conocimientos.

El aula invertida es la concepción de que el alumno puede obtener información en un tiempo y lugar que no requiere la presencia física del profesor.  Se trata de un nuevo modelo pedagógico que ofrece un enfoque integral para incrementar el compromiso y la implicación del alumno en la enseñanza, haciendo que forme parte de su creación, permitiendo al profesor dar un tratamiento más individualizado.

El modelo de aula invertida abarca todas las fases del ciclo de aprendizaje (dimensión cognitiva de la taxonomía de Bloom):

  • Conocimiento: Ser capaces de recordar información previamente aprendida
  • Comprensión: «Hacer nuestro» aquello que hemos aprendido y ser capaces de presentar la información de otra manera
  • Aplicación: Aplicar las destrezas adquiridas a nuevas situaciones que se nos presenten
  • Análisis: Descomponer el todo en sus partes y poder solucionar problemas a partir del conocimiento adquirido
  • Síntesis: Ser capaces de crear, integrar, combinar ideas, planear y proponer nuevas maneras de hacer
  • Evaluación: Emitir juicios respecto al valor de un producto según opiniones personales a partir de unos objetivos dados

VENTAJAS DEL ENFOQUE AULA INVERTIDA

  • Permite realizar al docente durante la clase otro tipo de actividades más individualizadas con los alumnos
  • Permite una distribución no lineal de las mesas en el aula, lo cual potencia el ambiente de colaboración.
  • Fomenta la colaboración del alumno y por tanto refuerza su motivación
  • Los contenidos están accesibles por el alumnado en cualquier momento
  • Involucra a las familias en el aprendizaje